Fogaseta alacantina casolana

Ingredientes:
  • 1 kilo de harina de fuerza (con más capacidad de absorción)
  • 1 taza de azúcar
  • ½ litro de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 huevos
  • 50 gr. de levadura fresca
  • 1 ralladura de limón
  • Canela y/o agua de azahar

Preparación:

A la elaboración de la fogaseta hay que cogerle el tino, como decía mi abuela, pues la masa debe estar bien preparada antes de cocerse.

En primer lugar y con bastante tiempo de antelación, tenemos que preparar la levadura fresca, sirviéndonos de harina y de leche (también podemos hacerlo con agua). En una cacerola al fuego, deshacemos parte de la levadura (25gr) con aproximadamente ¼ de litro de leche.
Simultáneamente vamos añadiendo un poco de harina hasta que se convierta en una pasta suave y blanda. Esta debe reposar por al menos el espacio de una hora para que su efecto químico funcione. El truco para saber si está o no lista es observar si presenta burbujas en su superficie.

Posteriormente, en un bol batimos los huevos (yema y clara) y añadimos la ralladura de limón, el azúcar y la pasta de levadura que ya debemos tener lista. Siempre mezclando bien, incorporamos a esta mixtura el vaso de leche y un poco de mantequilla. En algunas recetas también agregan a la mezcla un par de cucharadas de agua de azahar.

Es el momento de adicionar la harina, con un poquito de aceite, y también la levadura fresca que nos restaba (otros 25gr). Entonces empieza el verdadero reto para el cocinero o la cocinera amateur, pues esta mixtura debe amasarse con paciencia y constancia. Cuando ya no esté pegajosa y sea maleable, arribará el momento de dejarla de nuevo reposar tapada para que hinche. Después de unas horas, su volumen se habrá duplicado. ¡Tenemos que echarle un ojo de tanto en tanto!

A partir de este punto llega la creatividad. Si bien podemos realizar el tradicional brioche redondo de distintos tamaños, al tiempo es posible improvisar con otras formas para sorprender a los pequeños de la casa. Tras ello y antes de hornearla, conviene dejarla reposar por una hora más, para que continúe fermentando y elevándose.

Una vez terminado este paso nuestra fogaseta se dispone sobre una bandeja preparada con papel vegetal y se la decora con abundante azúcar. A temperatura media en el horno la cocemos por un espacio de 20 minutos. Para servirla se decora al gusto, aunque lo tradicional es azucararlas de nuevo.

Este dulce alicantino es común en las fiestas de Semana Santa (incluso con la variante de incluir un huevo cocido en su parte central), y recibe el nombre de mona de Pascua, pero como comentábamos al comienzo de este post, la fogaseta también es ideal para los desayunos y las meriendas, acompañado de leche o de un rico chocolate a la taza.

La fogaseta también se conoce en otras partes de la Comunidad Valenciana como panquemao o toña. Es una especie de brioche que muestra un aspecto oscurecido en su capa más superficial, pero cuyo interior es ligero y de un suave sabor dulce.
Habitualmente, la preparación de la fogaseta no se reduce a una sola unidad y se suelen elaborar varias docenas para regalar a toda la familia. En los tiempos de mi abuela, las mujeres de la casa se reunían durante toda una jornada para alistar los ingredientes, amasar varios ejemplares y esperar conversando a su exitosa cocción.
Share:
EN RECONOCIMIENTO Y RECUERDO A UN ILUSTRE AMIGO (Francisco Gonzalo Seijo Alonso) QUE REGALANDOME UNO DE SUS LIBROS (La cuina i el menjar alacantí) ME SUPO DAR LA ILUSION POR NUESTRA COCINA Y NUESTRA TIERRA ALICANTINA... EN SU HONOR Y POR SU MEMORIA: Francisco Gonzalo Seijo Alonso -

Ingresa tu correo

Entradas populares

Registro Propiedad Intelectual

Registro Propiedad Intelectual

Google+ Badge

Google+ Followers

Archivo del blog

LA COCINA ALICANTINA

LA COCINA ALICANTINA
(La cuina i el menjar alacantí)

Francisco G. Seijo Alonso.

Francisco G. Seijo Alonso.
BIOGRAFÍA