Espinacs amb panses i pinyons


INGREDIENTES:

  • 800g de espinacas frescas 
  • 50g de daditos de jamón serrano 
  • 40g de piñones 
  • 80g de pasas de Corinto 
  • 3 cp de aceite de oliva 
  • Pimienta 
  • Sal


ELABORACION.
Deje las pasas en remojo cubiertas con agua tibia. Limpie las espinacas; para ello, retire la parte inferior del tallo y lávelas cuidadosamente con abundante agua. Escúrralas y trocéelas gruesas.
Lleve a ebullición 250ml de agua con una cucharadita de sal en una cazuela y cueza las espinacas durante 10 minutos. Retire la cacerola del fuego y escurra las espinacas en un colador. Dore los daditos de jamón con los piñones durante un minuto en una sartén ancha. Agregue el aceite de oliva y las pasas escurridas y rehóguelas durante un minuto más.
Añada las espinacas, mezcle bien y rectifique el punto de sal. Sazone con una pizca de pimienta y cueza 4 minutos más. Sírvalas de inmediato.


SABIAS QUE....

Este plato, profusamente identificado con la cocina española, contiene una sencilla combinación de productos tradicionales mediterráneos, depositarios de un amplio recorrido histórico vinculado no sólo a sus aspectos nutricionales, sino también a sus propiedades medicinales. Lejos de conocer la procedencia de las espinacas, aunque los botánicos se decantan en situar su ascendencia silvestre en algún lugar entre Oriente Próximo y el Sudeste Asiático, se sabe que fueron los árabes quienes las incluyeron en su dieta y recetario medicinal, como una de las especies vegetales preferidas, sobre todo por sus propiedades curativas. Precisamente, hay quien dice que su nombre proviene de la palabra persa “aspanach” o del árabe “isfinag”. A ellos se debe su introducción en Europa a raíz de su expansión hacia Occidente a través del Al-Andalús durante el siglo XI. De hecho, se conoce que ésta fue una especie muy cultivada en Sevilla en plena Edad Media, ya que antiguamente se consideraba la espinaca un buen emoliente y laxante, además de atribuírsele la virtud de curar o aliviar a los asmáticos. Y es que ciertamente, se trata de un tipo de verdura que contiene un elevado número de vitaminas y sales minerales, entre los que predomina el hierro. Una convicción que llevó a los soldados franceses de la Primera Guerra Mundial a beber el jugo de las espinacas creyendo que era la mejor forma de recuperar su pérdida de energía.  Las pasas y los piñones, por su parte, también entran dentro de la paleta tradicional de alimentos mediterráneos que responden a funciones alimenticias y altamente energéticas.
FUENTE.. http://dietamediterranea.com/recetas/espinacas-con-pasas-y-pinones-2/
ESTA RECETA ES SOLO A TITULO INFORMATIVO TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO COMENTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.

© RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR
Share:

Suscríbete al blog y recibe lo último en tu Email

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ingresa tu correo

Entradas populares

Registro Propiedad Intelectual

Registro Propiedad Intelectual

Google+ Badge

Google+ Followers

LA COCINA ALICANTINA

LA COCINA ALICANTINA
(La cuina i el menjar alacantí)

Francisco G. Seijo Alonso.

Francisco G. Seijo Alonso.
BIOGRAFÍA